domingo, 14 de febrero de 2010

Frustraciones de un doctorando en Pucela.

A cuarenta y cinco días de iniciado el 2010 y encaminándome a cumplir 14 meses realizando mi doctorado, puedo decir que el horóscopo chino se equivoca rotundamente, porque se supone que este es el año del tigre, lo que presagiaba un año para vivirlo como el "puto amo" y hasta aquí sólo me parece un año fecal, desde la perspectiva pura y estrictamente de los planes para mi avance en los estudios doctorales.
Apremiado por una beca que me exige hacer en 30 meses, lo que a algunos les lleva más de un lustro, me había propuesto para este año avanzar en mi trabajo de investigación tutelado (TRIT), para presentarlo 6 meses antes de lo que habitualmente marcan los plazos regulares de la convocatoria para dicha solemnidad, y por mi parte me sentía muy satisfecho dado que al retorno de las vacaciones de navidad, ya estaba preparando todo para imprimir mi trabajito y llevar las 5 copias correspondientes para que las respectivas comisiones que deben evaluar dicho TRIT lo tuvieran en sus manos, todo según lo planeado.
Sin embargo, el día 11 de enero suena mi móvil para recibir la llamada en la que se me indicaba que no sería posible entregar mi TRIT, porque la comisión externa que debe calificar mi trabajo sólo se reúne en el mes de Julio y no hay Dios que valga para lograr reunirlos antes de dicha fecha, por lo que mi trabajo sólo podría ser evaluado por la comisión interna del doctorado, pero quedaría durmiendo en algún cajón hasta el mes antes señalado, lo que sin dudas hacía estéril presentarlo antes de la convocatoria regular, y eso que no tenía ningún interés en tramitar la certificación correspondiente, sólo cumplir con el proceso, y que me dieran la nota en diciembre si eso era necesario, pero no, hasta allí mis esfuerzos.
Luego de una semana rumiando mi frustración, rearmando mi motivación y concentración en mi trabajo doctoral, me propuse preparar un par de artículos para enviar a evaluación y seguir avanzando en el marco teórico de mi tesis. En esta última tarea, se me aparece en escena la Revista "Business Ethics Quarterly", que por razones que ignoro en lo absoluto no se encuentra dentro de las publicaciones suscritas por la biblioteca de la universidad, y es justo una revista en donde se han publicado una serie de artículos que me interesaría mucho leer, porque además de haber sido escritos por connotados investigadores en el tema de mi tesis, algunos de esos trabajos plantean importantes críticas a la teoría que quiero aplicar en mi tesis doctoral, razón por la cual me encantaría revisarlos para analizar la utilidad de las mismas.
Evidentemente como la Revista no está suscrita por la biblioteca, no puedo acceder libremente a los artículos, y la única manera de lograrlo es pagando 5 euros por cada artículo que solicite, lo que multiplicado por los 20 artículos que tengo identificados hacen de una suma de dinero que más que por su cuantía, me niego a pagar en protesta por la escasa colaboración que el sistema le presta a quienes intentan comenzar a investigar, porque a la universidad le cuesta tan sólo 340 dólares la suscripción anual, que le permite acceder a todos los números de la revista y podría ser de utilidad a un sinnúmero de otros profesores y estudiantes de económicas, empresariales y filosofía.
Para terminar la catarsis, hace un par de días intentando agotar la última esperanza para acceder a los dichosos artículos, consulte las alternativas institucionales para intentar obtenerlos a través del doctorado, obteniendo como respuesta: "estudiaremos el caso, no existen precedentes de una petición similar, nunca nadie antes nos había pedido algo así", respuesta que sin lugar a dudas a terminado por enterrar mis esperanzas de leer los dichosos artículos, por lo que debo continuar trabajando con el material que tengo, y como a comienzos de enero, rumiar nuevamente un poco mi frustración y seguir adelante, cruzando los dedos para que situaciones como estas no se transformen en la tónica de lo que me resta de doctorado.

2 comentarios:

Miguel dijo...

Hay que seguir luchando. No quiero darte falsas esperanzas per pásame por mail los articulitos deseados que voy a buscar algún conocido con poderes mágicos.

Ricardo dijo...

jejeje.... esto es como en las películas: "Retroceder nunca, rendirse jamás". Gracias por tu apoyo compa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...