jueves, 22 de septiembre de 2011

Un nuevo ranking para medir la calidad de las universidades europeas.

Algunos medios de comunicación recogen esta semana la noticia emanada desde la Comisaria de Educación en Bruselas respecto a la intención de crear un ranking multifuncional que mida la calidad de las universidades europeas.
Así, la web de Informativos Telecinco señala que este nuevo instrumento enfatizará en la calidad de los profesores que forman parte de las universidades en Europa como uno de sus aspectos centrales, con el propósito de ofrecer a los jóvenes la mayor transparencia posible respecto de la información que necesitan tener a disposición para escoger la universidad en la cual desen estudiar. En cambio, el diario "20 minutos" hace hincapie en el pobre desempeño que tienen las universidades europeas en los rankings internacionales, con especial atención a las universidades españolas, destacando que solo existen dos universidades de España entre las cien mejores del mundo.

Ambos medios coinciden en destacar las perspectivas de que hacia el 2020 el 35% de los empleos en Europa requerirá una cualificación de nivel superior, situación que hace imprescindible concentrar los esfuerzos en pos de garantizar un adecuado nivel de calidad en la formación universitaria en Europa, algo que de acuerdo con el Ranking QS World Universities sólo es garantizado por las universidades del Reino Unido, las que ocupan seis de los diez primeros lugares dentro de la mencionada clasificación.

Sin embargo, la calidad de las universidades no debiera tener como fin último la elaboración de un ranking, a pesar del prestigio que pueda proporcionar a una universidad el ocupar un lugar destacado dentro de cualquiera de los rankings internacionales actualmente existente, siendo relevante eso sí tener un conjunto de indicadores de calidad que permita comparar la realidad de cada institución universitaria y especialmente les ayude a desarrollar uno de los principios fundamentales de cualquier sistema de gestión de la calidad: el mejoramiento continuo.

Evidentemente, la calidad también es un aspecto fundamental de las universidades socialmente responsables, las que a nuestro juicio debieran orientar este importante concepto hacia unos indicadores muy concretos y específicos entre los que destacan: el tiempo de demora en la inserción laboral de los titulados(as), aumento del capital social de los estudiantes (especialmente de aquellos pertenecientes a los quintiles más bajos), éxito de los programas para prevenir la deserción estudiantil especialmente en los primeros años de cada carrera, el fomento de las conductas cívicas y ciudadanas de los estudiantes, entre otros aspectos.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...