miércoles, 10 de noviembre de 2010

Parece que hay vida en el movimiento estudiantil europeo.

Una de las cuestiones que más me ha llamado la atención en mi periplo actual por España desde el 2008 es la decadencia y hasta cierto punto apatía del movimiento estudiantil, no sólo español sino que europeo en general, sobre todo pensando en los cambios que el Plan Bolonia ha planteado en los currículos del sistema universitario de todo el continente, las protestas y resistencia del movimiento estudiantil hacia tales modificaciones ha sido más bien débil o en muchos casos inexistentes.
Lo anterior quizá se produce como resultado de provenir de un sistema universitario mucho más carente del apoyo estatal que hace que los estudiantes y en general los movimientos estudiantiles sean mucho más fuertes e importantes en cuanto a la capacidad que poseen de presionar tanto a las propias universidades como al propio Estado.
Sin embargo, hoy tanto en las ediciones online del ABC como El País publican la noticia de las protestas de los estudiantes británicos frente al anuncio del Gobierno británico de que se van a triplicar las tasas de matrículas de las universidades a partir del año 2012, lo que ha generado una serie de reacciones entre los estudiantes que han salido a protestar a la calle.
Actualizando la noticia de ayer, en la edición digital diario 20 minutos se plantea la posibilidad de un efecto "contagio" hacia los universitarios españoles de las protestas protegonizadas ayer por su pares británicos, algo que honestamente dudo por la excesiva pasividad del estudiantado universitario español y porque por lo menos por ahora el Gobierno de España no contempla una subida de tasas tan grande como la que pretende implementar el Primer Ministro Cameron en el Reino Unido.


Lamentablemente, esta situación es algo que hemos venido comentando en este blog respecto de una serie de diferentes recortes y tijeretazos presupuestarios que se han anunciado en el último año por parte del Gobierno Británico tanto para el sistema científico como específicamente para el caso de las universidades británicas, lo que nos lleva a recordar que en España también se han anunciado medidas similares, quizá no tan extremas como en el Reino Unido pero que sin duda han generado más de alguna reacción especialmente en el ámbito de los científicos españoles.
Es importante señalar que si bien las expresiones más violentas de los movimientos estudiantiles han terminado en episodios tristemente recordados como los de la Plaza de Tian'anmen en 1989 o los trágicos acontecimientos sucedidos en México en Octubre de 1968, es necesario destacar la importancia que tiene la existencia de un movimiento estudiantil activo y propositivo para el mejoramiento de los sistema de educación superior, especialmente cuando en estos últimos meses como una de las consecuencias de la crisis económicas muchos políticos plantea la privatización de la educación universitaria para reducir el gasto público en dicha materia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...