sábado, 15 de octubre de 2011

Las megauniversidades en Europa, una de las primeras consecuencias de los rankings internacionales.

Para nadie es un misterio en el ámbito universitario que los rankings internacionales, léase Times o Shanghai, están teniendo un tremendo impacto ya no solo por la clasificación de las universidades a nivel mundial que ofrecen, sino que especialmente en las políticas universitarias que los distintos Gobiernos Nacionales se están planteando para ver a sus instituciones universitarias mejor posicionadas en los mismos.

Así, no es de extrañar que hoy El País en su edición digital publique un artículo sobre la conveniencia de fusionar universidades, institutos de investigación y Escuelas Universitarias con el propósito de crear Megauniversidades, destacándola como fórmula de éxito para casos como los de la Universidad Autónoma de México (UNAM) o la Universidad de Buenos Aires en Argentina. Este planteamiento obedece entre otras cuestiones por el hecho de que dichas universidades se encuentran mejor posicionadas que las universidades españolas y otros países europeos, pero también porque dicho modelo organizativo permitiría concentrar de mejor manera los recursos económicos, mejor aprovechamiento de las instalaciones y equipamientos en base a economías de escala, y mejorar los niveles de ingreso de estas instituciones.

En Latinoamérica existe desde el año 2002 una Red de Macrouniversidades, integrada por más de treinta universidades de diferentes países de América Latina y el Caribe, orientadas por la presencia de cinco rasgos centrales:

1. Por su tamaño: capacidad de concentrar una gran cantidad de alumnos, con parámetros que van entre los 40 y 60 mil estudiantes o más.

2. Por su complejidad: cubren todas las áreas del conocimientos, no solo las orientadas al ámbito tecnológico, desarrollando todas las disciplinas científicas reflejado en la oferta de programas de pregrado.

3. Por sus tareas de investigación: formación de doctores e investigadores y concentración de la investigación científica que se desarrolla en el continente.

4. Por el financiamiento público: concentran la mayor parte del presupuesto nacional destinado a la educación superior, por tratarse de universidades públicas.

5. Por el patrimonio histórico y cultural: poseen un patrimonio tangible e intangible que las transforma en depositarios de la protección y preservación de la identidad nacional.

Para recabar mayor información sobre este proyecto consultar este documento
Así, la propuesta de generar macrouniversidades en Europa tendrá que buscar sus propias características, pero que en el caso de España ya ha comenzado a darse los primeros pasos con la creación de los Campus de Excelencia Internacional, iniciativa que es promovida desde el año 2008 por el Gobierno Español a través del Ministerio de Educación, y que contempla entre sus fundamentos parte importante de los aspectos que caracterizan a las macrouniversidades antes señalados.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...