jueves, 10 de diciembre de 2009

Los postmodernos premios Nobel.



La vida de los científicos gira entorno a una serie de rituales, hábitos y costumbres que van configurando una serie de elementos culturales, que parafraseando a Pierre Bourdieu van constituyendo ese "Homo Academicus" tan especial y muchas veces incomprendido personificado en la figura de los investigadores, que cuentan entre uno de esos rituales más preciados la búsqueda del reconocimiento público por parte de la comunidad científica con la cual se relacionan en su respectivo campo.
En esa perspectiva, Hoy se ha celebrado la máxima expresión de esos rituales y seguramente la aspiración de millones de científicos, que desean trascender por medio de sus investigaciones, más allá de la publicación en la Revista de Corriente principal de moda, o el cada vez menos relevante reconocimiento del impacto social de sus investigaciones en la solución de algún problema importante de la humanidad, me refiero a la entrega de los Premios Nobel.
De acuerdo a lo que informan El País y el ABC, los premios de este año han sucumbido plenamente a las tendencias postmodernas más actuales, incorporando un implícito criterio de paridad de género con un histórico 40% de los premios otorgados para mujeres, con el premio Nobel de la paz entregado al hombre más popular del planeta, el primer Presidente afroamericano de los EE.UU. Barak Obama, quien ha sido galardonado como Premio Nobel de la Paz 2009, por enviar hace tan sólo unos días a 30 mil soldados más hasta Afganistán para imponer la paz a punta de pistolas, y justificando con diversos argumentos lo pacífico de su decisión, o con el Presidente de la Fundación Nobel pidiendo a los científicos "una aplicación responsable" de sus descubrimientos científicos.
La petición anterior, cuanto menos debiera implicar el término de esta rancia tradición, si tomamos en cuenta que Alfred Nobel inventó la dinámica, aunque si seguimos la justificaciones de Obama para enviar miles de nuevos soldados al frente de batalla, tan sólo semanas después de recibir el Nobel de la paz, algo me dice que todo quedará en un mar de palabras como siempre.
Para finalizar esta entrada, una reflexión con referencia a uno de los planteamientos de Robert K. Merton acerca de la sociología de la ciencia, respecto del cual estos últimos días he tenido oportunidad de analizar, donde este autor describe las relaciones recíprocas entre la actividad científica y la sociedad, destacando que paulatinamente se ha acrecentado la hostilidad de la sociedad hacia la ciencia por dos grandes circunstancias: (1) los resultados de la ciencia son contrarios a la satisfacción de valores culturales importantes de la sociedad; y (2) el sentimiento de incompatibilidad entre los conceptos encarnados en la actitud científica y los que se encuentran en otras instituciones sociales.
Estos planteamientos incluso llevan a Merton a plantear la existencia de un “anti-intelectualismo” creciente, y tengo la impresión de que los hechos acontencidos en la entrega de los premios Nobel de esta tarde han contribuido con su granito de arena al crecimiento de este antagonismo social hacia la ciencia.

4 comentarios:

Miguel dijo...

Así es amigo, creo que es otro de los casos en los que "pagan justos por pecadores", pero la visión popular de la ciencia va cayendo poco a poco.

Antes un médico que trabajaba en un laboratorio era un científico respetado que luchaba por proteger a la humanidad de enfermedades como peste, lepra, sida o cancer; pero ahora sólo es un asesino de monos, cobayas y ratones.

Ricardo dijo...

si, aunque lamentablemente muchas veces por culpa de los propios investigadores, que con visiones sesgadas y un tanto arrogantes van alimentando esas percepciones con discursos que intentan destacar el aporte de unos y denostar el trabajo de otros científicos, o derechamente con posturas totalmente indolentes frente a las demandas de la sociedad.

Miguel dijo...

Claro ambos lados tienen su parte de culpa, y no olvidemos a la prensa que destaca más un titular arrogante de un científico que el descubrimiento maravilloso que hizo dicho científico.

Ricardo dijo...

bueno es que si nos metemos con la prensa...uff... tenemos docenas de post que escribir....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...