lunes, 20 de septiembre de 2010

La precariedad laboral de los jóvenes investigadores en España.

El concepto de "mileurista" aplicado a un conjunto de jóvenes hipercualificados a primera vista pareciera ser totalmente ajeno de un sector tan relevante como el ámbito científico, de la I+D y todos aquellos sectores relacionados con la investigación científica, no obstante tal y como describe hoy El País es una realidad que afecta a una serie de doctores que en promedio tienen 30 años de edad y que viven de las becas y subvenciones que les permiten vincularse a laboratorios y centros de investigación para desarrollar sus carreras.
Dicha condición obliga a estos jóvenes científicos a encadenar una serie de contratos sucesivos que les dejan sin acceso a previsión y atención médica, bajos sueldos e inestabilidad laboral como parte de algunas de las consecuencias de esta situación.
Las perspectivas no son alentadoras para estos jóvenes debido a los diversos "tijeretazos" que el Gobierno español viene aplicando a los presupuestos otorgados al sector de la I+D y que para el próximo año se anuncian aún más importantes.
De esta manera, muchos de estos científicos se verán obligados a emigrar a otros países para poder continuar con sus carreras, o definitivamente condenados a cambiar de sector laboral para poder mejorar sus condiciones de trabajo, situación complicada por la altísima tasa de paro que registra España en estos momentos.
Lo lamentable de esta situación, que además de exponer a los jóvenes a una precariedad laboral absolutamente injusta, provocará una masiva fuga de cerebros atentando de manera importante contra la acumulación de capital humano que puede ser determinante para desarrollar una solución más sustenable para España frente a los efectos de la actual crisis económica.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...